“Al concepto Industria 4.0 aún se le debe dar vida”

Jürgen Becker ITIV KITEl profesor Jürgen Becker es muy conocido en el campo de la investigación tanto en Alemania como a nivel internacional, pues Becker es el Director del Instituto de Tecnología de Procesamiento de la Información (ITIV) del Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT) y autor de más de 400 publicaciones. En la entrevista, Becker explica cómo se le puede dar vida al término “Industria 4.0” y por qué el trabajo en conjunto con institutos de investigación internacionales puede ser pionero para crear futuras cooperaciones.

¿Cómo colabora el KIT con la industria?

La colaboración del KIT, y en particular de nuestro Instituto de Tecnología de la Información (ITIV) con la industria es excelente e intensiva. Combinamos la investigación teórico-básica de forma consistente y rentable con la investigación aplicada y las actuales y futuras necesidades de las empresas. En este contexto, se han establecido muy bien diferentes redes: nacionales, europeas e internacionales así como la cooperación industrial directa.

El ITIV mantiene una gran cantidad de contactos y realiza proyectos en diversos campos de la industria, como movilidad, Industria 4.0, tecnología médica, tecnología de comunicaciones, etc., y muchos de nuestros graduados encuentran excelentes oportunidades de trabajo en la industria regional. Además, trabajamos en nuevas temáticas para las cuales todavía no existe una demanda de parte de la industria actual. Para estos temas, constantemente creamos spin-offs que introducen nuevas tecnologías y modelos comerciales al mercado.

El ITIV genera alrededor de una startup al año. Así actúa en todos los niveles de la investigación y la transferencia tecnológica, como investigación básica, investigación aplicada en cooperación con socios industriales y creación de nuevas empresas orientadas a la tecnología. La interdependencia bilateral entre requerimientos analizados por el sector industrial y las soluciones científicas transferidas por el sector universitario es una constelación all-win que debe ampliarse de forma flexible y en conjunto sobre la base de los modelos existentes de cooperación.

¿Qué importancia tiene la Industria 4.0 en este contexto y en qué proyectos y cooperaciones participa el ITIV?

La Industria 4.0 está adquiriendo cada vez más importancia. Sin embargo, este término aún tiene que llenarse de vida y consolidarse. Además, tenemos que diferenciar entre la cooperación nacional, intraeuropea, no europea y proyectos de colaboración.

A nivel nacional, estoy coordinando hace varios años la iniciativa ARAMiS – Automotive, Railway and Avionics Multicore Systems, financiada por el Ministerio Federal de Educación e Investigación – BMBF, que trata del desarrollo y la aplicación de nuevas tecnologías de procesos en sistemas críticos para la seguridad en el sector de la automoción, la aviación y, cada vez más, la automatización industrial.

Esto incluye en particular los escenarios de la Industria 4.0 y la integración de la tecnología necesaria en cuanto a costes, tiempo, rendimiento, energía y certificación. Además, existen proyectos de colaboración intra y extraeuropeos, así como cooperaciones industriales, por ejemplo ARGO, financiado por la UE, y proyectos con socios industriales chinos como el I4TP (German-Chinese Industry 4.0 Factory Automation Platform – I4TP).

En este proyecto, por primera vez colaboran universidades y empresas alemanas y chinas en el desarrollo de una nueva plataforma de automatización de la producción inteligente para la futura tecnología de producción 4.0. El I4TP es el primer proyecto de cooperación internacional en nuestro instituto, que se dedica exclusivamente de contenidos y temas de la Industria 4.0 basándose en los resultados de los dos grandes proyectos ARAMiS.

ARAMiS II está enfocado actualmente en tecnologías multi-core en diferentes campos, uno de los cuales es la automatización industrial. Se centra en la metodología de desarrollo orientada a la industria, con plataformas, herramientas y procesos estandarizados para soluciones eficientes en procesos multinúcleo. Por otra parte, el proyecto I4TP se enfoca en la mejora funcional y en la interconexión inteligente de los sistemas de producción individuales para formar un sistema global dinámico.

¿Qué relevancia tiene la cooperación con actores internacionales?

La cooperación con actores y socios internacionales es muy importante para nosotros. Estos contactos son esenciales y sinérgicos para el reconocimiento temprano de las tendencias tecnológicas. Proyectos como el chino-alemán I4TP, por ejemplo, sólo pueden realizarse con éxito a través de asociaciones de confianza a largo plazo. La exitosa cooperación de muchos años con la Universidad de Tongji en Shanghái hizo posible la planificación e implementación de un proyecto como I4TP.

La cooperación con institutos internacionales de investigación abre el camino para una mayor cooperación, especialmente fuera de Europa. Estas cooperaciones permiten establecer nuevos contactos y redes en los respectivos países. Tomando como ejemplo a China, sólo fue posible establecer una cooperación directa con empresas locales a través de contactos del entorno universitario.
Además, nuestras Summer Schools anuales Sino/UE entre socios europeos y chinos garantizan un intercambio continuo y una mayor cooperación. Esto reforzará aún más la asociación estratégica entre todos los agentes.

En general, retos tan complejos como el de la Industria 4.0 sólo pueden ser superados con éxito de forma conjunta y global. En este contexto, son indispensables alianzas y asociaciones internacionales sólidas que utilicen entornos de desarrollo fiables con plataformas tecnológicas adecuadas, que se puedan estandarizar.

En su opinión, ¿cuáles son los factores de éxito en la cooperación entre las universidades, instituciones de investigación y la industria?

La cooperación entre la industria y las universidades es inicialmente independiente del tema, de modo que, en principio, los factores de éxito para la Industria 4.0 también pueden transferirse a todos los demás temas, al menos respecto a las ciencias de la ingeniería. La tarea de las ciencias de la ingeniería en las universidades es, por un lado, formar a la próxima generación de ingenieros y, por otro, investigar nuevas soluciones técnicas para mejorar las condiciones de vida de las personas de forma sostenible.

La tarea del sector industrial es la producción de soluciones técnicas para mejorar la vida humana, para lo cual la industria necesita, por una parte, ingenieros bien formados y, por otra, nuevos resultados de investigación e innovaciones que sustituyan a las soluciones técnicas existentes.

Por lo tanto, las empresas industriales y las universidades son interdependientes. La universidad forma a los ingenieros que trabajan en la industria en soluciones técnicas competitivas y, por lo tanto, generalmente nuevas. Para ello, los graduados deben ser capaces de reconocer de forma independiente problemas actuales en la realidad, formalizarlos adecuadamente y procesarlos utilizando métodos científicos eficientes. Esto incluye la implementación exitosa de un concepto innovador de soluciones técnicas. Para ello, las universidades deben llevar a cabo investigaciones adecuadas para poder generar nuevos métodos y soluciones.

Estas afirmaciones son generalmente válidas, y como profesor se puede, en principio, investigar sobre muchos temas. Para que los resultados de sus propias investigaciones se integren lo antes posible en nuevas soluciones y productos, la universidad necesita saber qué necesitará la industria en un futuro próximo. Para tener una evaluación realista de la evolución futura del mercado, la ciencia, o al menos parte de ella, necesita una visión continua de la evolución prevista del mercado. Sin embargo, para lograrlo, la ciencia debe tener mucho contacto con la práctica y la mejor manera de lograrlo es a través de proyectos conjuntos. Estos conocimientos adquiridos son la base para formar a los graduados y también a los trabajadores de la industria con los métodos científicos necesarios y acordes a las tecnologías actuales.